¿Está prohibido pintarse las uñas en un avión?

He leído en una revista que está prohibido pintarse las uñas en un avión, cito textualmente ‘ingredientes químicos como el tolueno, el DBT, el alcanfor sintéticlo o los formaldehídos, responsables, entre otras cosas, de que esté prohibido pintarse las uñas en un avión, aunque la laca se lleve en un envase pequeño’.

La revista es actual, de marzo del 2014.

Sinceramente no me lo había planteado, nunca viajo con pintauñas porque llevar un bote de cristal con un producto que además de inflamable, si se rompe o abre va a pringarlo todo, no me entusiasma. Si me compro alguno pues vale, tampoco pasa nada, pero si puedo evitarlo, lo evito y nunca me las he pintado durante un vuelo.

Pero antes de hablar de lo del avión, me gustaría analizar detalladamente la frase, para empezar nombra cuatro ingredientes, DBT, tolueno, alcanfor y formaldehídos.

DBT: dibutil ftalato es un plastificante, el uso de esta sustancia en cosméticos está prohibida, no se fabrican esmaltes con este componente desde hace ya muchos años. El DFT figura en el número 675 de este BOEpublicado en 2005, referente al real decreto 1599/1997 sobre productos cosméticos.

Tú me dirás que sentido tiene hablar de un ingrediente que no se usa desde hace casi 10 años.

Tolueno: es un disolvente, que se utilizaba antes, pero ahora tanto en marcas de cosmética natural o normal, es difícil encontrar pintauñas con tolueno. Es cierto que no está prohibido y que se puede utilizar en productos para uñas en concentraciones no superiores al 25% (fuente), pero de verdad, decidme marcas que utilicen tolueno, porque es muy dificil encontrarlo, muy muy difícil.

Alcanfor: Al parecer solo el sintético. El alcanfor es un terpeno, un monoterpeno bicíclico, presente en el árbol Alcanforero, pero como abunda poco se sintetiza químicamente a partir del pineno, que deriva del aceite de trementina, vaya que también tiene un origen bastante natural, pero bueno.

Es un compuesto volátil, pero es volátil el sintético y el natural, ¿por qué especifican diciendo alcanfor sintético? no lo sé, bueno sí lo sé, porque se tiende a pensar que lo natural siempre es mejor.

Formaldehídos: así en plural, me imagino que se refiere al formaldeído y a la resina de formaldehído. Como ya comenté en esta entrada, el formaldehído como tal no se usa en pintauñas, en el INCI aparece la palabra formaldehído pero en realidad lleva un derivado de éste, formalín. El formaldehído(gas) se mezcla con agua, se absorbe generalmente en concentraciones al 37% w/w (w: weight, 37g de formaldehído por 100g de disolución), y pueden quedar trazas de formaldehido gas que no se han hidratado, aquí podéis leer más información sobre la química de formaldehído, formalin y methylene glycol. Este componente al igual que el alcanfor se relaciona con dermatitis de contacto y también deben evitarlo, como ya os comenté, las uñas demasiado duras porque puede favorecer su rotura en capas.

La resina de formaldehído no es volátil, os hablé sobre ella en la entrada anterior, pero sí se relaciona con la dermatitis de contacto, aunque en casos aislados.

La frase ya empieza mal, porque de los cuatro ingredientes que nombra, uno no se puede usar y otro apenas se usa. Lo cierto es que lo de ‘pintauñas 3-free‘ es algo muy común, no es que esta revista sea la única que promueve el uso de pintauñas sin DBT, ni mucho menos, cuando éste no se puede usar, es como si yo os dijera eh buscad cosméticos sin uranio, pero es que ningún cosmético lleva uranio porque no es legal.
Igual es que estoy yo muy susceptible, pero me da que la frase tiene tintes quimifóbicos, deja caer que esos ingredientes químicos son los culpables, simplemente no me gusta leer estas afirmaciones y como ahora tengo un sitio donde quejarme públicamente de ellas, me quejo.

PINTARSE LAS UÑAS EN PLENO VUELO
He investigado y no he encontrado ninguna ley, ni ningún texto formal de alguna compañía de vuelos en la que explícitamente se prohíba el uso de pintauñas. Así que al parecer prohibido no está, sin embargo yo personalmente no me las pintaría porque es un espacio reducido, el pintauñas tiene un olor fuerte y puede molestar a los pasajeros, que están ahí atrapados y no pueden abrir una ventana o irse a otro lado, es más un tema de consideración por los que viajan contigo. Además si todos se ponen a pintarse las uñas el ambiente se va a cargar, repito que es un espacio cerrado aunque tenga sistema de ventilación, tampoco es plan de pillar un colocón.

Al margen de que esté o no prohibido, ¿es peligroso? yo no lo calificaría como peligroso, como ya he dicho si todos los pasajeros se pusieran a pintarse las uñas a la vez,  inhalaríamos más disolvente de la cuenta y el culpable no sería probablemente el alcanfor, sino los disolventes acetatos y compañía que están presentes en mayor cantidad en los pintauñas, también en los que son naturales, por ejemplo los de Kure Bazaar que llevan 80% de ingredientes naturales. Remarco que estoy hablando de una situación extrema que jamás va a ocurrir y que si un único pasajero se pinta las uñas nuestra salud no correría peligro, bueno si hay alguna persona enferma a bordo o alérgica ya es otra historia.

Una vez dicho todo esto, os dejo esta noticia de 2012, donde el titular dice que una mujer fue arrestada por pintarse las uñas en un avión, aunque si la leéis os daréis cuenta de que en realidad se la arrestó porque montaría un numerito. Al parecer se estaba pintando las uñas y le dijeron que dejara de hacerlo y luego se fue al baño a pintarse las que le quedaban, ya os podéis hacer una idea de que la señora hacía lo que le daba la gana, no es difícil imaginar que acabó discutiendo con los asistentes de vuelo/ azafatas.

Releyendo lo que he escrito, creo que me he cebado un poquitín y quiero dejar claro que no pretendo escribir una crítica destructiva hacia el artículo de la revista en concreto, sino reflexionar sobre el tono que se le da a veces a artículos sobre cosmética natural, porque el artículo trata de las alternativas eco/naturales de los esmaltes de uñas. 
Porque lo natural no siempre es mejor, ni lo sintético peor, porque todas las lacas de uñas salen de un laboratorio/ fábrica (ya sabéis a lo que me refiero) y sobretodo porque la palabra química no tiene porqué dar miedo.

Resumiendo no existen cosméticos con DBT, el tolueno casi no se utiliza, el alcanfor sintético es igual al natural y pintarse las uñas en un avión técnicamente no está prohibido.
Si hay alguna ley que prohíba usar pintauñas en pleno vuelo, avisadme que edito encantada.

¿Os habéis pintado las uñas en pleno vuelo? ¿Os molestaría que alguien se las pintara?

Cristina/Cosmética al desnudo
http://cosmeticosaldesnudo.blogspot.com.es/
BLOG RECOMENDADO
😉
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: